Mediante la terapia física tratamos dolores crónicos o agudos en el cuerpo, así como lesiones derivadas por la práctica deportiva apuntando a una rápida y sólida recuperación